Mirada Alternativa Cine Deportes Universidad Música Mirada Maestra   Viernes  07/10/2016. Actualizado 12:05 h. Hemeroteca    onda   mirada21
Logo Uni Top
Portada Internacional Nacional Mirada Alternativa TecnoRedes Mirada UFV Universidad OcioCultura Cine Música Deportes
Valoración      Valorar Imprimir  Imprimir Enviar  Enviar a un amigo Comentar   
0
Simone de Beauvoir, una pensadora at韕ica a su tiempo
Se cumplen 30 a駉s de la muerte de la fil髎ofa y autora francesa, una de las figuras m醩 importantes del movimiento feminista.
Retrato de Simone de Beauvoir
  Retrato de Simone de Beauvoir  Flickr/CC  



M CARMEN ALONSO CALLEJA 25/04/2016 1 PERIODISMO

Simone de Beauvoir, la gran musa del feminismo, nació en París en 1908, dentro de una familia acomodada y católica. Estudió filosofía en la Sorbona, donde conoció a Jean-Paul Sartre en 1929. Desde entonces sus vidas estuvieron estrechamente unidas. Se dedicó a la enseñanza hasta 1943, fecha en la que el éxito obtenido por su primera novela, La invitada, le permitió dedicarse profesionalmente a la escritura. En esta primera obra abordó temas existencialistas como la libertad y la responsabilidad.

Junto a Sartre y otros colaboró en la fundación de la revista Les Temps Modernes en 1945. La publicación de El segundo sexo (1949) la confirmó como figura representativa del feminismo para el resto de su vida. Asimismo, en 1970 ayudó a poner en marcha el Movimiento de Liberación de las Mujeres Francesas y, en 1973, inauguró la sección feminista en la revista que anteriormente había fundado.

En sus escritos se puede encontrar un profundo análisis de su tiempo e incluso de su propia vida, como en Memorias de una joven formal (1958) o La vejez (1970), donde realiza una reflexión sobre la senectud al tiempo que critica la actitud social ante los ancianos. Finalmente, en 1981 escribió La ceremonia del adiós, un último tributo a su compañero sentimental y colega, Sartre.

Y es la relación que mantuvo con este filósofo lo que actualmente despierta tanta curiosidad en torno a su figura. Una pareja que se convirtió en un icono de transparencia, ya que entre Sartre y Simone de Beauvoir primó su amor esencial frente a los amores contingentes ocasionales. Por sus vidas desfiló una extensa y enmarañada galería de amantes, muchos de ellos compartidos por ambos. Porque también para ambos, el hombre tiene la obligación de ser libre, y esa obligación, llevada a las últimas consecuencias, marcó no solo sus vidas, sino la de decenas de miles de europeos.

Sin embargo, la esencia de esta mujer, tan atípica a su tiempo, debería ser el eje central de todos los estudios relacionados con su persona. Una mujer de personalidad arrolladora, mito del feminismo, abanderada del existencialismo europeo más puro, defensora de la mujer como identidad propia. Porque al margen de su pareja, Beauvoir se alzó como un símbolo de la igualdad: "Si somos iguales, seremos más libres", escribió.

Vivió en pareja pero nunca se casó, evitó ser monógama mas siempre declaró que Sartre fue la persona más importante de su vida. Fue docente, escritora, filósofa… una mujer que tomó de su tiempo todo lo necesario para aportar a la construcción de un camino menos escabroso para la mujer del futuro. Una dama que desde niña sintió la necesidad de contarle al mundo que no solo los hombres tienen derecho a desear. Se marchó el 13 de abril de 1986, a los 78 años de edad. Un adiós marcado por el grito de una mujer que no consiguieron callar.

 

Valoración      Valorar Imprimir  Imprimir Enviar  Enviar a un amigo Comentar   
0
Enviar a:  
        
COMENTARIOS