Mirada Alternativa Cine Deportes Universidad Música Mirada Maestra   Viernes  07/10/2016. Actualizado 12:05 h. Hemeroteca    onda   mirada21
Logo Uni Top
Portada Internacional Nacional Mirada Alternativa TecnoRedes Mirada UFV Universidad OcioCultura Cine Música Deportes
Valoración      Valorar Imprimir  Imprimir Enviar  Enviar a un amigo Comentar   
0
La primera promoci髇 de Medicina de la UFV se grad鷄
Los discursos del profesorado han estado centrados en la humildad, la ilusi髇, el esfuerzo y el agradecimiento a los padres.
F. Alonso, Premio Optimus.
  F. Alonso, Premio Optimus.  UFV  


M. Iglesias, graduado: "Nos sentimos muy libres y contentos de haber terminado una carrera que es casi una marat髇".

Mar韆 Hammer 03/05/2016 1 Periodismo

La primera promoción del Grado en Medicina de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) celebró su graduación el pasado 29 de abril. A esta, oficiada en el Aula Magna de la universidad, asistieron, además, el rector de la UFV, Daniel Sada; el secretario general, José Antonio Verdejo; el representante de la Fundación UFV, el padre Florencio Sánchez Soler; el director del Grado, Fernando Caballero Martínez; y el padrino de los alumnos, Francisco Javier García Esteo.

Estos miembros dieron un discurso por separado a los alumnos. Todos ellos estuvieron centrados en el esfuerzo, la responsabilidad, la humildad, el intento de no perder la ilusión y el agradecimiento a los padres. A este equipo, se sumó el doctor Enric Benito Oliver, quien pronunció la lección magistral: Ser médico en el siglo XXI.

El director de Medicina, Fernando Caballero, fue el primero en dar su discurso, que dividió en cuatro partes. La primera fue el agradecimiento a los padres, que denominó "coprotagonistas del devenir". Además, les agradeció el "acompañamiento en el esfuerzo y el éxito". La segunda, el teorema del privilegio. La tercera, la hipótesis del liderazgo: "Sois de los mejores graduados en Medicina, solo tenéis que demostrarlo", explicó a los alumnos. La cuarta, el corolario de responsabilidad, ya que serán "referencias para las próximas promociones".

Benito Oliver, coordinador del Programa de Cuidados Paliativos del Servicio de Salud de las Islas Baleares, recordó a los graduados que los médicos son un instrumento de la vida, son "intermediarios entre Dios y el sufrimiento". Además, hizo hincapié en la necesidad de utilizar herramientas para llevar a cabo una buena labor médica. La principal de estas, según el doctor, es el propio cuidado espiritual. Asimismo, explicó que otro de los utensilios esenciales para "ser médico en el siglo XXI" es la humildad, para saber controlar el poder y el prestigio.

El padrino de la promoción y profesor de Anatomía de los graduados, el doctor García Esteo, centró su discurso en una frase de Bernardo de Chartres: "Somos enanos sentados a hombros de gigantes". Además, dio cuatro breves consejos a sus alumnos: "no desanimarse ante las adversidades, no abandonar el compromiso con el estudio, ser perfeccionistas en la actividad médica y no perder la capacidad de ilusión, que es el pilar básico".

Los 42 alumnos recibieron sus diplomas después de los discursos y recitaron el juramento hipocrático. Además, se aprovechó la ocasión para entregar el Premio Optimus de la UFV, que reconoce los méritos del mejor alumno de cada generación en los distintos ámbitos de la universidad. El galardonado fue el graduado Fernando Alonso Ecenarro, encargado, además, de dar el discurso en nombre de sus compañeros.

El padre Florencio Sánchez comenzó su discurso apelando a los padres de los alumnos: "Queridos padres, ¡cuánto hemos pedido a Dios que llegara este día!". Además, aseguró que lograr haber sacado adelante esta primera promoción ha sido posible gracias al esfuerzo, pero también a la oración.

En su charla, el rector, Daniel Sada, señaló que este 29 de abril puede llegar a ser un "día histórico" si "los graduados en Medicina intentan atender, no aquellas cosas que mueven los hilos de lo que sucede en la Medicina de hoy en día, sino los hilos que pivotan en torno a la persona". "Hace falta muy poca levadura para convertir la harina en pan", explicó Sada. Es decir, los casi 50 nuevos médicos pueden ser capaces de cambiar la realidad.

Manuel Iglesias Rodríguez, miembro de esta primera promoción, explicó qué sentían al obtener el título: "Estrenamos un nuevo período, nos sentimos muy libres y contentos de haber terminado una carrera que es casi una maratón. Vemos que compensa todos los esfuerzos y todo el trabajo que hemos realizado".

De igual manera explicó el fin de esta etapa Caballero, parafraseando El Quijote: "Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes del camino, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo a los poderosos y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos una y mil veces…".

Valoración      Valorar Imprimir  Imprimir Enviar  Enviar a un amigo Comentar   
0
Enviar a:  
        
COMENTARIOS