Mirada Alternativa Cine Deportes Universidad Música Mirada Maestra   Viernes  07/10/2016. Actualizado 12:05 h. Hemeroteca    onda   mirada21
Logo Uni Top
Portada Internacional Nacional Mirada Alternativa TecnoRedes Mirada UFV Universidad OcioCultura Cine Música Deportes
Valoración      Valorar Imprimir  Imprimir Enviar  Enviar a un amigo Comentar   
0
Paraísos fiscales: ¿En qué consisten?
Al hilo de la publicación de "los papeles de Panamá", la profesora Sofía Borgia resuelve dudas acerca de este y otros casos.
    Flickr/CC  

lkn noticia relacionada El gobierno sube el impuesto del tabaco entre otras medidas


El problema es que, si uno tiene dinero en otro país y no lo declara, es imposible conocer que ese dinero existe.

Daniel Cifuentes 04/04/2016 2º Periodismo

La aparición de cientos de cuentas en Panamá a nombre de personajes públicos ha reabierto el debate de los paraísos fiscales. Más de 11 millones de documentos demuestran que los investigados utilizaron sociedades pantalla en este país. Sin embargo, nadie ha conseguido demostrar que cometieran delito durante estos años, a la espera de que se produzcan investigaciones paralelas. Lionel Messi, Pilar de Borbón o Pedro Almodóvar son algunos de los españoles de la lista de implicados que ha sacado a la luz un grupo internacional de periodistas. Sofia Borgia, profesora del Grado en Administración y Dirección de empresas (ADE) en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), ofrece una serie de claves para comprender mejor este caso. 

¿Qué es un paraíso fiscal?

Se trata de países que tienen una tributación muy laxa para aquellas inversiones de personas físicas o jurídicas que provienen del extranjero. Es decir, atraen capitales de fuera porque tienen una fiscalidad muy baja para los capitales que llegan de fuera. Suelen poseer una industria no muy desarrollada, pero cuentan con un entramado financiero muy potente que les hace poder subsistir.

¿Es delito tener dinero en un paraíso fiscal?

No, lo delictivo es no declarar los ingresos que ese dinero te genera y el dinero que tú tienes en el país donde resides.

¿Qué países forman la lista de paraísos fiscales?

No existe una lista cerrada. Cada uno de los países tiene la suya propia y se ajusta a sus propios intereses. Es una cuestión subjetiva de cada nación y son totalmente libres de incluir a quiénes quieran. A veces, para salir de estas listas se firman acuerdos bilaterales entre los países en los que la mejora de transparencia suele ser la moneda de cambio.

¿La política fiscal es igual para los ciudadanos de ese país que para los de fuera?  

No, es distinta. De hecho, en países como Suiza, los ciudadanos se acogen a una serie de leyes diferentes entre extranjeros y nacidos allí.

¿Hay que declarar tanto en el país donde se reside, como en el que se encuentra el dinero?

No existe una lista única. Si una persona ha tributado en uno de los dos países, no se tendrá que hacer de nuevo en la otra nación. De este modo se evita la denominada Doble Imposición Internacional.

¿Cómo se lucha contra esto?

Existen una serie de medidas anti paraíso fiscal que actúan contra este aspecto, por ejemplo, mediante la ley de IRPF. En esta se establece que todas las rentas que provengan de un país determinado tendrán un tratamiento distinto en ese impuesto. El principal problema es que, si una persona tiene dinero en otro país y no lo declara, es imposible conocer que ese dinero existe.

Hace poco, el gobierno español puso en marcha una amnistía fiscal con el objetivo, entre otros, de paliar el problema de estos paraísos. ¿En qué consistió?

Se ofrecieron una serie de ventajas a aquellas personas jurídicas o físicas que proporcionasen sus datos sobre las cuentas que tenían en el extranjero sin tributar. Como contrapartida, se les ofreció una serie de facilidades fiscales. De nuevo, el principal escollo fue que no todos quisieron hacerlo, por lo tanto, ese dinero sigue sin estar controlado. 

¿Qué soluciones se pueden ofrecer por parte de los gobiernos?

Lo ideal sería que todos los países tuviésemos una misma política fiscal, pero es casi imposible. Se trata de un proceso complejo, pues, en él, además de los países desarrollados, también tienen que participar aquellos que no lo son.  Actualmente, el proyecto BEPS (Base Erosion and Profit Shifting, en español, “Erosión de la base imponible y traslado de beneficios”) trata de encontrar un punto común al delito fiscal. Sin embargo, los estados prefieren establecer competencias con otros países que perder los beneficios que ya poseen.

¿La aparición de irregularidades en paraísos fiscales es algo importante para los ciudadanos de ‘a pie’?

No creo que sea una de las mayores preocupaciones para los ciudadanos en estos momentos. Es un tema complejo que muchos desconocen. 

Valoración      Valorar Imprimir  Imprimir Enviar  Enviar a un amigo Comentar   
0
Enviar a:  
        
COMENTARIOS