Mirada Alternativa Cine Deportes Universidad Música Mirada Maestra   Viernes  07/10/2016. Actualizado 12:05 h. Hemeroteca    onda   mirada21
Logo Uni Top
Portada Internacional Nacional Mirada Alternativa TecnoRedes Mirada UFV Universidad OcioCultura Cine Música Deportes
Valoración      Valorar Imprimir  Imprimir Enviar  Enviar a un amigo Comentar   
0
Trump y Clinton ganan el supermartes
Los dos lderes se postulan como favoritos en la carrera hacia la Casa Blanca tras vencer en siete de los diez estados en juego.
Nia ondea una bandera de EE.UU.
  Nia ondea una bandera de EE.UU.  Flickr/CC  

lkn noticia relacionada Miles de personas marchan en protestas en Estados Unidos
lkn noticia relacionada EE.UU. y Cuba restablecen las relaciones diplomticas


Trump y Clinton son, por el momento, los principales candidatos para enfrentarse en las elecciones de noviembre.

Daniel Cifuentes 28/02/2016 2 Periodismo

Donald Trump y Hillary Clinton han conseguido vencer en el supermartes estadounidense. El magnate, del partido republicano, ha recibido el apoyo de siete de los diez estados a los que aspiraba, del mismo modo que la demócrata, que se ha hecho con igual número de territorios en la jornada más importante del proceso de primarias.

El supermartes republicano ha tenido lugar en los estados de Alabama, Arkansas, Georgia, Massachusetts, Tennessee, Virginia y Vermont –con triunfo de Trump–; Alaska, Oklahoma y Texas –con Ted Cruz a la cabeza–; y Minnesota –con victoria de Marco Rubio–.  Los demócratas, en votaciones paralelas a las del partido de la oposición, se han medido en los territorios de Colorado, Oklahoma y Minnesota –obtenidos por Bernie Sanders–; y Georgia, Massachusetts, Arkansas, Alabama, Virginia, Texas y Tennessee –con apoyo a Hillary Clinton–.

El proceso electoral estadounidense dista mucho del conocido en España, pero sus resultados alcanzan de forma notable el curso de cualquiera de las políticas del Gobierno. Por esta razón, es importante conocer las claves de la senda presidencial americana, los perfiles de cada uno de los aspirantes y su aceptación en los estados del país.

Partido Republicano

Se trata de un grupo político conservador que ha estado en la oposición del Gobierno de Barack Obama durante estas dos últimas legislaturas. Partió para las primarias con un total de 17 candidatos, de los que solo cinco (Donald Trump, Ted Cruz, Marco Rubio, Ben Carson y John Kasich) han conseguido mantener los apoyos de los afines a su partido.

A estas alturas de las elecciones primarias, Donald Trump es, sin duda alguna, el principal candidato del partido para presentarse a las elecciones de noviembre de 2016. Los resultados le han dado amplias victorias en los estados de New Hampshire, Carolina del Sur y Nevada, no siendo así en el de Iowa que, a pesar de la victoria de Ted Cruz en este territorio y del sorprendente apoyo a la candidatura de Marco Rubio por los electores, Trump no ha parado de crecer desde entonces.

Tal es el apoyo que el controvertido y excéntrico millonario tiene en el país, que sus dos principales opositores han tratado de unirse en debates para minar su figura. "Si no hubiera heredado 200 millones de dólares, ¿saben dónde estaría Donald Trump?", se preguntó Marco Rubio en el último debate. "Vendiendo relojes", contestó él mismo. Sin embargo, estas ofensivas llegan mucho más tarde de las ya célebres citas que el magnate ha dejado en cada una de sus intervenciones públicas. "Podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos", "Restableceré el ahogamiento simulado para los sospechosos de terrorismo" o "Un muro en la frontera con México nos ahorraría muchísimo dinero" son algunas de las máximas que acompañan sus discursos.

Donald Trump parte con una política muy conservadora. Se muestra fiel partidario de la tenencia de armas, del rechazo a los inmigrantes ilegales y de una fuerte expansión militar fuera del país. Además, ha conseguido más de 27 millones de dólares procedentes de sus votantes, sobre todo de estados como Texas y California.

Partido Demócrata

Los demócratas forman un partido progresista y es el grupo político que se encuentra actualmente en el Gobierno con Obama a la cabeza. Partieron en las primarias con solo cinco candidatos, muchos menos que los republicanos, y, de los cuales, hoy solo quedan dos: Hillary Clinton y Bernie Sanders.

Los recientes resultados de las primarias sitúan a Hillary Clinton como la candidata más fuerte del grupo demócrata. Su trayectoria política es la más amplia de entre todos los candidatos de su partido, puesto que ha pasado por la Secretaría de Estado, por el Senado y por la Casa Blanca como primera dama de los Estados Unidos durante la Presidencia de su marido Bill Clinton.

Bernie Sanders se define a sí mismo como un demócrata socialista, término que no ha gustado nada entre los afiliados de su partido y que, junto con sus políticas progresistas de carácter muy liberal, le está dificultando acortar la desventaja con Clinton. Sin embargo, no todo está en contra de este candidato, que cuenta con el apoyo de miles de jóvenes y con una visión de la política estadounidense muy particular.

Elecciones primarias

A diferencia de lo que sucede en España, los aspirantes a la Presidencia tienen que someterse a una criba previa que lleva a cabo su propio partido. Los votantes de cada Estado eligen a un candidato mediante diversos procesos de votación que varían dependiendo del lugar donde se celebren.

Las nominaciones tienen lugar gracias a tres diferentes procesos electorales. Por un lado, se encuentran los denominados caucuses –celebrados en pequeñas localidades y constituidos a mano alzada–; por otro lado, las elecciones primarias –que es un sistema de elección más importante por su relevancia–; y, por último, una mezcla de ambos sistemas. En este procedimiento participan miles de electores bajo las reglas que establece el propio partido, y, aunque no todos los ciudadanos pueden involucrarse en ellas, las formaciones norteamericanas suelen ser bastante flexibles con los no afiliados, que pueden llegar a tener un papel crucial en estas consultas.

Por norma general, los estadounidenses votan en función de los intereses y sensaciones que los candidatos producen en ellos, pero la experiencia de los últimos años ha demostrado que la estrategia también ocupa un papel fundamental. Los ciudadanos saben bien a quién se enfrentarán sus favoritos en las futuras elecciones presidenciales, por lo que deben reconocer aquellas aptitudes que puedan plantar cara al aspirante del partido contrario.

Nuevos frentes para EE.UU.

Estados Unidos afronta una etapa compleja dentro y fuera del país. El problema de la inmigración, la sanidad, los refugiados o las armas son motivo de discusión en la mayoría de debates de los candidatos de ambos partidos. Junto con esto, la amenaza terrorista y el papel del Ejército en Oriente son temas que preocupan mucho entre los ciudadanos norteamericanos.

Valoración      Valorar Imprimir  Imprimir Enviar  Enviar a un amigo Comentar   
0
Enviar a:  
        
COMENTARIOS